¡No me gusta mi cuerpo!

¡No me gusta mi cuerpo!

En la República Dominicana hay muchos estigmas en cuanto al cuerpo de las personas pero más sobre el cuerpo de las mujeres. Siempre se espera que la mujer para poder exponer su cuerpo debe ser reloj de arena o pera, dejando de lado los 3 restantes.

Los cuerpos Triangulo invertido, rectángulo o redondo no son “bien aceptados” y aunque aparezca uno que otro hombre que pueda hacer un comentario, las que más denigran estos cuerpos son las mujeres mismas, se escuchan toda clase de comentarios, que sí cuerpo de yuca, culichupi, malhecha, etc.

¡No me gusta mi cuerpo!

En 5 años que tengo dando asesoría de imagen me ha tocado trabajar más justamente con los 3 cuerpos mencionados anteriormente y lo peor de todo es que ellas mismas se refieren a sí misma con palabras denigrantes; no obstante cuando “No saben que tienen uno de estos cuerpos a veces se torna un poco difícil decirles”.

Esto me pasa mucho en los talleres, que previamente conocen los demás cuerpos y cuando toca medirlas no quieren aceptar su tipo de cuerpo.

Usualmente o la mujer sabe cuál es su tipo de cuerpo no tiene idea, hay cuerpo que pueden confundir como el rectángulo, porque siempre se espera que la persona sea recta completamente y sin curva pero la verdad es que una mujer tiene el cuerpo rectángulo simplemente es porque su cintura no es tan marcada, no tiene que ver con el tamaño del busto o cadera.

En esto post quiero enfocarme más en un cuerpo que a mi entender ha sido el más denigrado y como consultora de imagen te puedo decir que me ha tocado medir más mujeres con este cuerpo de las que te puedes imaginar, y es lo más normal del mundo pero las personas tiende a no aceptar este cuerpo.

Es el cuerpo TRIANGULO INVERTIDO este es el cuerpo donde los hombros son más grandes que la cadera, es un cuerpo muy atlético, tienen mucho busto y las piernas son un poco finas.

Muchas celebridades lo tienen entre ella te menciono a Demi Moore y Angelina Jolie.

¡No me gusta mi cuerpo!

A pesar de que todas las mujeres que tienen este cuerpo saben que lo tienen aunque digan que no, la verdad es que si nos miramos detenidamente al espejo podemos darnos cuenta cual es nuestro cuerpo.

Historia de Jimena

Te cuento que hace unas semanas recibí a Jimena, ella tiene el cuerpo triangulo invertido, lo primero que me dijo cuándo la iba a medir fue «yo soy mal talla» y yo me quede callada pero me choco un poco; al principio de la cita, usualmente solo hago preguntas y escucho, ahí puedo descubrir las inseguridades, temores, que le gusta de su cuerpo y que no.

Mientras Jimena seguía describiendo su cuerpo dijo no me gusta mis piernas son muy petiseca y es que no sé por qué parezco un embudo. Yo me quede con la boca abierta, mientras ella se decía toda clase de palabras raras.

Luego que ella termina de responder todas las preguntas le digo:

-Que hermosos ojos tienes.

-Es tu color de pelo natural, porque te queda precioso.

-Tienes una excelente estatura y Dios fue muy generoso  con tus bustos.

Ella se ríe y muestra una hermosa dentadura y yo digo tú te has visto al espejo?

Me dice todos los días en tono triste, le digo pues no te estás mirando bien.

Eres hermosa y debes aprender a ser agradecida con tu cuerpo, le explico la importancia de amarse y agradecer. Le cuento como puede cambiar su percepción de sí misma desde la gratitud, me dice que nunca lo había escuchado pero que pondrá en práctica.

Al igual que Jimena se me acercan muchas chicas quejándose de una parte de su cuerpo, o la forma, te invito a cambiar la manera en la que te miras y te hablas, empieza a agradecer por lo que eres y tienes, a amarte y aceptarte tal cual eres.

Eres única aunque suene a cliché es la realidad.

Al final Jimena se puso a llorar y me dijo gracias, le dije que no había nada que agradecer solo decía lo que veía.

Más adelante te compartiré más sobre como logramos que ella empezará amar su cuerpo.

Hay una frase que me acompaña desde la adolescencia es: «Quien no ama al que mira al espejo menos al que está a su lado» y si aún no sabes sufrí de baja autoestima desde que era muy pequeña aquí te lo compartí.

Lo más importante aquí es normalizar todos los cuerpos, es que en pleno siglo 21 todavía hay personas que no aceptan que todos somos diferentes y únicos.

Empieza tú por amarte, aceptar tu cuerpo, no decirte palabras feas, decide ser tu mejor amiga y aceptar la imagen que te manda el espejo. La estructura ósea no cambia aunque te operes.

Tienes que vivir toda la vida contigo misma, creo que lo mejor es hacer las paces con la mujer que eres. Amarla y vivir feliz con ella.

Vive simple, feliz, agradecida, plena, inteligente y sobre todo brillando.

Con amor Yoki ♥